Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando, accepta su instalación y uso.
Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

Saludo del P. Abad

Bienvenidos a la página web de la Abadía de Montserrat. En nombre de la comunidad monástica, de la Escolanía, de los trabajadores del Santuario y de todos los que hacen posible la acogida en Montserrat, os deseo la paz de Cristo y espero que esta visita virtual pueda convertirse, un día, en peregrinación real a la Santa Montaña.

Ampliar Salutación del Padre Abad + Josep M. Soler
Abad de Montserrat

Actualidad de Montserrat

Ver Más Notícias.

Comentarios de la Palabra

19 de abril de 2019 Viernes Santo Is 52, 13-53, 12

Cristo obedeció, se humilló por nosotros, por amor, y es por ello que con su muerte nos dio la VIDA. En Él está todo el sufrimiento del hombre, todo el pecado, todo el mal. Buscar la humillación, el sufrimiento, obedecer «a ciegas» no tiene mucho sentido, si no nos mueve el amor. Si nuestra humillación responde sólo a un deseo espiritual de unión con Dios, sin el amor, esa humillación será una especie de ritual externo, con el que en lugar de practicar la humillación, estaremos buscando la aprobación, el reconocimiento, la aplauso de los demás. Si mi humildad, mi obediencia nace del amor dará fruto porque poco a poco mi corazón egoísta, avaro, cerrado irá muriendo, y así mejorarán mis relaciones con los demás: me humillaré, obedeceré y moriré para los demás. Nosotros, con nuestra actitud, podemos hacer que el sufrimiento de Jesús no haya sido inútil. Señor, dame fuerza para ser capaz de cargar con el sufrimiento del mundo: el mal, el egoísmo, la mentira... y con el perdón, transfórmal